Un blog que recopila reseñas, informaciones, fotografías y escaneados de esos tebeos, cuentos, troquelados y revistas inencontrables con personajes clásicos europeos, en su mayoría españoles, aderezado con una sección de ''dedicatorias'' para los más fetichistas.

domingo, 5 de mayo de 2013

El ego de Tome y Janry

El Señor Ogro, compañero del Foro de la TIA, comentó unas cosas curiosas acerca de la pareja creativa Tome y Janry, que quiero rescatar:


Me temo que el único cameo que verás en mucho tiempo es el que aparece en la plancha 19 del primer álbum del Pequeño Spirou. Parece ser que a Tome y Janry les sentó bastante mal que los editores de Dupuis asignaran a Morvan y Munuera la continuación de la serie Spirou y Fantasio, a pesar de que el cambio de equipo creativo se produjo después de que Tome y Janry dejaran la serie en barbecho durante nada menos que seis años (el tiempo más prolongado de la historia sin aventuras de Spirou en las páginas de su propia revista). Tras la tibia acogida de su último álbum, "Machine qui rêve", dejaron parada la siguiente aventura, que iba a desarrollarse en Cuba. Sólo llegaron a terminar las 8 primeras páginas, que continuaron inéditas hasta hace un año y medio, cuando finalmente aparecieron en el Spirou nº 3839 (9/11/2011). Sin embargo, durante esos seis años de supuesto "bloqueo" nunca dejaron de lado al Pequeño Spirou, su propia creación. 

Cuando supieron que se les daba a otros autores la oportunidad de continuar con Spirou y Fantasio, dado su abandono de hecho de la serie, decidieron que su serie del Pequeño Spirou seguiría un rumbo totalmente independiente de Spirou y Fantasio, dejando de lado la idea inicial de mostrar a Spirou cuando era pequeño y tratando de demostrar que se trataba de otro personaje totalmente distinto. La ambientación, que en un principio podía ubicarse en un pasado poco definido (pero que podía imaginarse como el pasado del Spirou "grande") pasó a ser totalmente actual. Y cuando Morvan y Munuera quisieron hacer un guiño al Pequeño Spirou en las aventuras del Spirou grande, se lo boicotearon. Yo he visto el original de la plancha 8 de "El hombre que no quería morir", y cuando Spirou habla con su psiquiatra acerca de su profesor de gimnasia, Munuera dibujó en pequeñito, dentro de un bocadillo, al profesor de gimnasia del pequeño Spirou. Tome y Janry se lo hicieron borrar.
Tome y Janry nunca han sido generosos con otros dibujantes. Cuando comenzaban con Spirou y Fantasio consiguieron que Nic y Cauvin, que al principio continuaron la serie en paralelo a ellos, no pudieran utilizar en sus historias a ninguno de los personajes secundarios habituales, como el conde de Champiñac. A Morvan y Munuera les impidieron hacer un pequeño guiño al pequeño Spirou, haciéndoles sufrir lo mismo que ellos sufrieron cuando no podían dibujar al Marsupilami (¡y eso que eran compañeros de la misma revista!). Cuando, hace unos años, se les planteó la posibilidad de terminar su historia de "Spirou en Cuba" para publicarla en la serie paralela, dijeron que no estaban dispuestos a publicar ningún álbum de Spirou y Fantasio si no era en la serie principal. 

Me gustan mucho los álbumes de Spirou y Fantasio de Tome y Janry, pero creo que su momento en esta serie ya pasó. Es más, me alegro mucho de que el fallido experimento del álbum "Machine qui rêve" no continuase, porque ese camino habría terminado por matar la serie. Que sigan con su pequeño Spirou, con el que sin duda se sienten mucho más cómodos porque pueden hacer con él lo que les da la gana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario