Un blog que recopila reseñas, informaciones, fotografías y escaneados de esos tebeos, cuentos, troquelados y revistas inencontrables con personajes clásicos europeos, en su mayoría españoles, aderezado con una sección de ''dedicatorias'' para los más fetichistas.

martes, 16 de marzo de 2010

"Pafdark: el cabestro oscuro"


"Pafdark: el cabestro oscuro", Top Cómic Pafman, Joaquín Cera, Ediciones B, 12,50 €.

El que parece ser el último tebeo de Pafman en Ediciones B (mientras se rumorea un Super Humor del personaje para dentro de poco), es una historia muy divertida pero sólo para los que han leído los anteriores números de la serie, pues le parecerá aún más divertido. La historia comienza en 1996 en la jungla Logroñesa, donde un personaje de paisano que parece ser Pafman escapa del malvado enmascarado negro, mientras que en la actualidad Tina Tonas se desmaya al ver a ''Él'', un Pafman oscuro llamado Pafdark cuyo acompañante es el perro Pafdog.
Al entersarse Pafman de la noticia, terminan en un hospital con unas crisis graves y todos se asustan y saben que morirán vivos... Tras tanta confusión, la Vaca narradora nos contará todo lo que sucede a partir de los noventa, cuando Pafman lucía un bonito traje azul chillón e Internet era cosa de pocos, viviendo con éxito grandes aventuras en las revistas de Ediciones B, hasta que los americanos decidieron cerrar todas las cabeceras. Por aquel entonces, y por culpa del Doctor Pacostein, crearon un traje que hacía que el más buenorro del planeta que lo vistiese se convirtiera en el tipejo con menos escrúpulos del mundo, y es aquí cuando aparece en escena el hermano secreto de Pafman, con hija incluída (Tina).

El hermano de Pafman robará el traje y se enfrentará en una dura batalla con él hasta terminar congelado en el culo del mundo (cosas que pasan), hasta que es descongelado como ya sabemos, en la primera historieta de esta nueva etapa de Pafman. Pero aquí no acaba la cosa, quedan 35 páginas más llenas de muchas más escenas y vueltas de guión, hasta tal punto que puede que lo que ahora sabéis, no sea así y todo cambie... o no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario