Un blog que recopila reseñas, informaciones, fotografías y escaneados de esos tebeos, cuentos, troquelados y revistas inencontrables con personajes clásicos europeos, en su mayoría españoles, aderezado con una sección de ''dedicatorias'' para los más fetichistas.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Tú, robot...

Tú, robot..., JAN, Ediciones B, 10,95 €.

"1. Un robot no puede dañar a un ser humano ni, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño". "2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos excepto cuando tales órdenes entren en conflicto con la Primera Ley". "3. Un robot debe proteger su propia existencia hasta donde esta protección no entre en conflicto con la Primera o Segunda Ley". Isaac Asimov.

Con las tres leyes que creó Asimov para su libro Yo, robot de 1950 comienza la nueva aventura de Superlópez. En este número, Jan utiliza muchísimo menos el copiar y pegar, según encuentro, a penas en la primera y segunda página, exceptuando al robot que corre como separación de viñetas para hacer un pequeño paso del tiempo o saltar a otra parte del mundo.

Desgraciadamente y como de costumbre, las numerosas faltas ortagráficas asaltan los bocadillos de los personajes, ¿las prisas, quizá?. ¿En la editorial nadie supervisa y corrige los textos?. Sería un detalle que se hiciera, más que nada porque este tipo de tebeos lo leen muchos jóvenes, y no les vendría nada mal leer un texto perfecto.

La historia comienza con López, Luisa y Jaime haciendo mención, nuevamente, a los 35 años de la serie (el mismo autor tiene que darse bombo, pues la editorial, si no eres Mortadelo, parece que no celebra nada). Es entonces cuando comienzan a cometerse asesinatos, y Superlópez sigue la pista hasta descubrir que un robot, guiado por las leyes de Asimov, es el culpable. Según le explica un científico que vuelve de un tebeo anterior, Paxo Enaxera, el robot, al igual que todos los de la fábrica, están creados para limpiar, planchas y otras tareas del hogar, pero al intentar modificar el comportamiento de Néstos-123 para su propio beneficio, algo le salió mal. El robot defiende a los humanos, no puede permitir que ninguno sufra daño, y si un maltratador de mujeres o un líder de secta daña a otro humano, es porque ese mismo no es humano, y lo destruye.
Superlópez tendrá que detenerlo, pero la cosa no pinta fácil, pues el robot cada vez es más rápido y ni el océano puede detenerlo, mientras que López está faltando mucho a la oficina... Hay varias curiosidades a destacar en el tebeo, como que el científico Paxo Enaxera es en realidad el dibujante Paco Nájera, y que en el tebeo lo deja bien claro al retirarse a Jaén a dibujar cómics. Además, es uno de los números en el que aparecen multitud de animales, como elefantes, rinocerontes, tiburones, ballenas y demás fauna, cosa que no aparecía desde hace bastantes aventuras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario