Un blog que recopila reseñas, informaciones, fotografías y escaneados de esos tebeos, cuentos, troquelados y revistas inencontrables con personajes clásicos europeos, en su mayoría españoles, aderezado con una sección de ''dedicatorias'' para los más fetichistas.

sábado, 18 de julio de 2009

Los sombreros negros


Los sombreros negros Y tres aventuras más de Spirou y Fantasio; Spirou y Fantasio # 31; Jijé y Franquin; Ediciones Junior.

En esta historia creada por Franquin, a Spirou y Fantasio los manda el periódico donde trabajan a realizar un reportaje sobre Cow-Boys, y toda su ilusión se cae al suelo cuando al llegar a Texas comprueban que no quedan... hasta que, por casualidad, los invitan a Tombstone, ciudad peligrosa y llena de Cow-boys. Cosa que comprueban antes de entrar allí, pues son asaltados en la diligencia en la que cabalgan y, pese a que disparan al azar, dejan atrás a sus asaltantes y el Sheriff los nombra sus ayudantes, todo el tiempo seguidos por el señor Grave, empresario de pompas fúnebres. Con su nuevo cargo a cuestas, son enviados a capturar a los más peligrosos asesinos y bándalos de la zona... La siguiente historia que aparece en éste número es ...como una mosca en el techo..., creada por Jijé, donde Spirou pretende escuchar tranquilamente la radio junto a la ardilla Spip cuando de repente levita y la ley de la gravedad parece haberse dado la vuelta, pegándose irremediablemente al techo. Spirou pide ayuda a su amigo Fantasio, el cual no le cree, y con su tortícolis se desplaza hasta la casa de nuestro protagonista para comprobarlo y efectivamente contempla la verdad. Tras volver al suelo durante una noche, Spirou es pegado al techo nuevamente como un imán, y mientras aporrea el techo frustrado e impotente, descubre las risas de un vecino mago el cual es el culpable de todo. Pese a que abandonan la casa, no puedes escapar de su magia y les dará muchos quebraderos de cabeza.

Sigue con otra aventura de Jijé, Spirou y los hombres rana, relato en el que Spirou es invitado por Fantasio a una parte del Mediterráneo, ya que ahora vive en un barco, y descubrirán a un expresidiario con una interesante historia.
Para terminar, tenemos Misterio en la frontera, por Franquin, una historia en la que nuestros protagonistas descubren cómo unos bandidos pasan una sustancia por la aduana sin que la policía se entere, pese a que el inspector jefe no les hace caso. En este caso, tendrán que hacerse con pruebas contundentes o atrapar a los villanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario