Un blog que recopila reseñas, informaciones, fotografías y escaneados de esos tebeos, cuentos, troquelados y revistas inencontrables con personajes clásicos europeos, en su mayoría españoles, aderezado con una sección de ''dedicatorias'' para los más fetichistas.

viernes, 3 de julio de 2009

Fantomas Pérez, sociedad muy limitada


La pandilla Cu-Cux-Plaf: Fantomas Pérez, sociedad muy limitada, por Schmidt, Col. Magos del humor # 129, Ediciones B, 10,95 €.
Ediciones B recupera una obra de Schmidt, editándola en tapa dura y montando portada y contraportada con viñetas del interior que roza la perfección, conservando los textos originales, despistes ortográficos, y esas cartelas que resumían el capítulo anteriormente publicado (ya que se publicaba por entregas de dos páginas), y no por ahorrarse trabajo, sino para que el lector reviva esa sencia de un clásico. Martz Schmidt creó esta pandilla, y la aventura Fantomas Pérez, sociedad muy limitada, era una de las primeras aventuras largas en clave de humor, siguiendo el ejemplo que daban los tebeos Belgas, cuya tradición siguieron con otros personajes como los famosos Mortadelo y Filemón.

El autor de El profesor Tragacanto y su clase que es de espanto, con la estética de la época de seis tiras de viñetas por página, nos cuenta el caso de un siniestro personaje. La pandilla de niños formada por Johnny, cabecilla y valiente del grupo con su pistola de agua siempre encima, Gafitas, el intelectual del club, Antonio Zeppelin "Tonizeppe", niño obeso que sólo piensa en comer, y Jaime Petardo, el más travieso de todos, tiene una amiga en común, Miss Betty, niña rubia y de bien que es secuestrada una tarde.
En un principio, la culpa recae sobre uno de los miembros del club, pero siguiendo las pesquisas averiguan que ha sido otra persona, Fantomas Pérez, un enigmático señor con máscara, gorro y capa que corre por los tejados. Los padres de Miss Betty, los señores Filstrup, tienen prohibido llamar a la policía por el bien de su hija según ordena Fantomas, y Don Inocencio, amigo de los Filstrup, está dispuesto a ayudar en lo necesario. La vida de Miss Betty depende de la pandilla, al igual que capturar al secuestrador. Pero todo se complica más cada vez que Johnny averigua algo nuevo.

Una historia de las de antes, que enganchan y divierten un buen rato.

2 comentarios:

  1. Ya me lo he comprado, y la verdad, está muy bien.

    En la línea de otros clásicos como Los 4 ases, 5 amiguetes, La panda, y otra pandilla de amigos, que dibujó Tibet (Ric Hochet y Kid Ordinni) que no sé como se llamaron en español, pese a que bruguera publicó una aventura entera en español en un zipi zape especial. En francés eran le-club-des-peur-de-rien... Impresionantemente buena

    ResponderEliminar