Un blog que recopila reseñas, informaciones, fotografías y escaneados de esos tebeos, cuentos, troquelados y revistas inencontrables con personajes clásicos europeos, en su mayoría españoles, aderezado con una sección de ''dedicatorias'' para los más fetichistas.

jueves, 23 de julio de 2009

El dictador y el Champiñón


El dictador y el Champiñón; Las aventuras de Spirou y Fantasio; Franquin; Grijalbo

En esta aventura, vuelven a aparecer muchos de los personajes más queridos de la serie. Con la turbotracción, Spirou, Fantasio y Spip marchan a casa del Conde de Champignac para recoger al Marsupilami que ha tenido a bien de cuidar, para más tarde devolverlo a quien legalmente pertecene: al Zoo. Al llegar allí, el Conde les enseña un nuevo invento, un gas hecho a partir de un raro champiñón que hace que el metal se haga blando, como si se tratara de chicle, con tan mala suerte que el juguetón Marsupilami se hace con el sifón lleno de gas y hace de las suyas por todo el pueblo de Champignac.
Destacar aquí el uso de Franquin de las formas, deformando y derritiendo coches y verjas como si lo estuviese viendo en la vida real, plasmando algo tan irreal con gran realismo.
Tras coger al Marsupilami, nuestros protagonistas marchan al Zoo para intentar negociar la tutela del animal y así devolverlo a Palombia, cuando se dan cuenta que el recinto ha quebrado.
Sin más, parten hacia el país natal del mamífero amarillo no sin antes crear multitud de disputas en barco y avión, hasta ser arrestados por orden del dictador de Palombia. Zantas, el dictador, es nada más y nada menos que Zantafio, el primo de Fantasio, quien les ofrece ser coroneles de su nuevo imperio, aceptando éstos con el único propósito de destrozar los planes del generalísimo Zantas.
Pero Zantafio no se fía de ellos y están constantemente vigilados, así que un enigmático personaje con gorro mexicano les ayudará a pedirle al Conde su famoso gas que derrite el metal llamado Metomol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario