Un blog que recopila reseñas, informaciones, fotografías y escaneados de esos tebeos, cuentos, troquelados y revistas inencontrables con personajes clásicos europeos, en su mayoría españoles, aderezado con una sección de ''dedicatorias'' para los más fetichistas.

martes, 17 de febrero de 2009

Tomás Elgafe


En 2007, Planeta DeAgosini publicó una colección de 19 tomos con todas las páginas de Tomás Elgafe. Páginas auto-conclusivas donde Tomás, ayudante en la editorial donde curiosamente se publicaba (Dupuis), metía la pata y nos hacía reír.

Su autor, Franquin, sacaba adelante cada gag de manera ingeniosa, con inventos cada vez más interesantes, pues Tomás, con tal de entretenerse o hacer más ameno su trabajo, ponía en práctica su mayor hobby: inventar cosas.

Conforme avanzamos en los tomos, vemos la evolución del dibujo del autor, siendo el último de los más logrados y expresivos. El tomo 19 incluye chistes inéditos, dibujos, y páginas inacabadas, una curiosidad muy interesante.
Es divertido leer todos los números desde el primero, pues pese a ser páginas sueltas, vamos viendo la evolución de los personajes, cómo aparecen nuevos, para verlos más tarde en otras páginas y cogerles cariño.
Muestra de ello es el gato de Tomás, o su pez, o su gaviota, o el ratón de la oficina. No se por qué, pero tengo debilidad por los crossover, y ver a Spirou o Fantasio en las páginas de Tomás (y viceversa) me encanta.

Un pequeño defecto es el tratado de las portadas por parte de la editorial Planeta. En las portadas, aparece Tomás insertado sobre un fondo de color. Para que el color no se meta en el interior del dibujo del personaje, al parecer al usar el bote de pintura para darle color al fondo, han unido los trazos sueltos del dibujo con la herramienta de lápiz de, supongo, el Photoshop, viéndose así pixels. Del mismo modo, hay "mentiras" en algunas partes, y se quedan blancas y no con el color del fondo. Una pequeña pega que no había visto en otros cómics de Planeta y que da algo de rabia, porque es muy fácil hacerlo bien.

La editorial pronto nos traerá más cosas de Spirou, pues comenzará con los tres primeros cómics dibujados por Fournier y el recién creado por Émile Bravo. Pero no olvidemos a Tomás Elgafe (curiosa traducción del nombre, por cierto, llamándose en Francia Gastón ¿por qué ponerle aquí Tomás?), pues si el mismísimo Francisco Ibáñez, creador de Mortadelo, se basó en Spirou y Tomás para crear a Sacarino, por algo será ¿no?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario